servicios
CLASES DE JARDINERIA
PARA NIÑOS & ADULTOS

Jardinear, un concepto tan simple, tan dominical, puede ser una gran oportunidad de aprendizaje para toda la familia.

Al cuidar una planta, trabajar en un jardín o huerto, se van obteniendo pequeños logros.

Enseñar a nuestros hijos “con el ejemplo” a cuidar y mejorar el medio ambiente, es evitarles sufrir el deterioro y escasez irreversibles de los recursos naturales. Heredar un mundo enfermo no nos da el derecho de entregarlo así a las siguientes generaciones El trabajo en huertos mejora la inteligencia de los niños, ayudándoles a desarrollar la comprensión del lenguaje y las matemáticas, los conocimientos científicos, las relaciones sociales, habilidades físicas, la conducta y el sentido de la responsabilidad. Permitirá a tus hijos conocer a fondo la naturaleza, a través del aprendizaje de técnicas de siembra y cosecha, al mismo tiempo que se les explica cuál es la utilidad de las plantas y árboles y cómo interactúan con la tierra. Si tiene un departamento, no se preocupe, existe la alternativa de cultivar hierbas como menta, albahaca, eneldo, ciboulette, perejil, cilantro, estragón, romero en maceteros o jardineras.

El conectar a los niños con la naturaleza, el trabajo de jardín para los infantes es mucho más que una simple actividad de esparcimiento, es una actividad que lo beneficia en diversos aspectos, como:

Beneficios

El trabajar en jardinería genera una mayor habilidad para trabajar en equipo y relacionarse interpersonalmente, aceptando mejor a sus semejantes.
Los niños que cultivan sus propias hortalizas serán aficionados a comer frutas y vegetales desde niños y hasta la adultez.
Los chicos que practican la jardinería disfrutan más del aprendizaje y sacan mejores notas en ciencia, según un estudio comparativo de la organización.
Los pequeños jardineritos desarrollan un amor por la naturaleza y más conciencia para cuidar su entorno ambiental. Aprenden técnicas básicas de cultivo. Conocen los ciclos de la naturaleza. Respetan y cuidan el medio ambiente. Integran principios ecológicos.
Los menores con problemas de aprendizaje que participaban en programas de jardinería mejoran sus habilidades de comunicación no verbales, dquieren hábitos de orden y aprenden a trabajar en equipo.